viernes, 18 de diciembre de 2009

Las cosa ya no son como eran

Por Benedicto Dos Equis
De algunos años para acá, las cosas ya no son como eran. Esto es especialmente perturbador en Navidad, época de alegría en la que nuestros hijos merecen la felicidad de ver cumplidos sus deseos, o caprichos, ya ve usted como son de interesadotes estos cabroncitos. El caso es que en esta temporada los pequeñajos esperan sus regalos dejados al pie del árbol de Navidad por notorio personaje: Santa Claus, San Nicolás o el gordito del trineo.




El problema es que hoy en día santa ya no es lo que era. Poco tranquilizadores reportes llegados de todo el mundo, apuntan a que este individuo, de un ser encantador y alegre, hoy en día tiene actitudes sumamente reprobables; aun para la modernidad de estos tiempos.
Por ejemplo, en Riverdale, Arkansas, una anciana reportó haber visto a Santa en estado inconveniente.




En Paris, fue detectado atentando contra la moral:



Lo mismo sucedió cuando el piloto de un avión de Luftansa lo detectó una noche durante un vuelo Berlin-Milan:



Pero las cosas no paran allí. En Berna, la policía lo detuvo por ebriedad pública:




o mismo sucedió en Río de Janeiro, dónde ahogaba sus penas en un callejón durante la primera posada:



Y la crisis no le ha sido ajena, como vemos en esta foto tomada en Nueva York:




O en Zimbawe:




¡Ah, y claro!, la ciudad de México no se podía quedar sin el San Nicolás que merece: lamentable cómo sus políticos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.