miércoles, 4 de abril de 2012

QUADRI, EL MARXISTA


Por Benedicto Tres Equis/HARF
Antes de que la saturación por las campañas políticas en México le quite a cualquiera el entusiasmo por escribir del tema (y por votar), me gustaría compartir  con ustedes las reflexiones que tuve hoy en un inmundo y caluroso pesero.
El panorama es desolador. De todos los candidatos no se hace uno. Los más de treinta millones de DOLARES que les otorgarán a los partidos políticos para que realicen sus campañas para la presidencia, se convertirán en toneladas de basura y en miserables souvenirs para quienes estén dispuestos a pasarse horas en un mitin con tal de obtener alguna baratija... y una torta o un taco; como sucede desde siempre en este país de muertos de hambre, que se conforman con las migajas que les arrojan a la cara y las promesas que les escupen entre ceja y ceja.
Hace unos cuantos días que les soltaron las riendas a los contendientes y la Ciudad de México (y me imagino que el resto del país) ya está tapizada con anuncios de los candidatos ¿Los excesos serían iguales si tuvieran que trabajar por el dinero que se gastan a manos llenas? ¿Cuántas regiones de este  país se la pasarían menos mal si esa enorme cantidad de recursos económicos les fuera canalizada? ¿No sería un acto de pudor y de patriotismo que los candidatos y sus partidos se mostraran solidarios (en verdad) con los jodidos? Si así fuera, entonces no tendría ningún chiste... dirían los políticos. 
De todos los candidatos NO se hace uno pero sus caras se multiplican y hacen que el panorama ya de por sí aterrador con tanta obra se convierta en una pesadilla. Y fue precisamente viendo la fotografía de Gabriel Quadri que me di cuenta que este tipo es marxista y no me refiero a una ideología política pues dudo mucho que tenga alguna. No sólo sus rasgos faciales y su desparpajada actitud lo podrían vincular con el famosísimo Groucho Marx; su irrupción en la política y sus aspiraciones a la presidencia parecen parte de uno de los hilarantes guiones de las películas de los divertidísimos Hermanos Marx. ¿Duda usted de mis palabras? ¿Qué pensaría de un candidato que decide arrancar sus actos de campaña buceando? ¿No le parece que el salir corriendo de un restaurante sin pagar la cuenta es una rutina que bien podría ser interpretada por Groucho? Como podrá ver, ¡no exagero en mis apreciaciones!
Lo que resulta inquietante respecto a este risible personaje, son las oscuras intenciones que movieron a la  infame elba esther gordillo, para postularlo por SU partido y pretender que este pobre tiene posibilidades de lograr algo; incluso en este país en el que alguien como Polo Polo tiene  2 millones de seguidores en twitter. Uno no puede menos que pensar que esta abeja reina del PANAL está tramando algo maquiavélico y por las experiencias pasadas, de ninguna manera será bueno para el país.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.