domingo, 19 de abril de 2009

Libertad Expresiva

Este muchacho se salvó de las garras represivas de quienes rodean Palacio Nacional. No cabe duda de que cuando dan ganas... dan ganas de expresar una opinión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.