miércoles, 15 de abril de 2009

HOMO ZAPPINGS "La Guerra" no tiene chiste

¿Será el humor una privilegio de la inteligencia? ¿Cuando una sociedad tiene la capacidad de ejercer la autocrítica, es significativa la distancia que toma frente a una sociedad que no lo hace? Las respuestas la encontré con el zapping: mientras en el canal de la BBC estaba a punto de iniciar un capítulo de la serie Little Britain, en Telehit pasaban un programa que se llama La guerra de los chistes, con un gordito llamado El Borrego Nava y un par de retrasados mentales profundos más.
Little Britain no perdona. Hace parodias exactas de los típicos británicos (dicen quienes han vivido por allá) y no se les escapa prácticamente ningún rol, estereotipo o tara inglesa: el gay que está orgulloso y obsesionado con que es el único gay del pueblo, cuando es el menos gay de todos; los travestis que van por la vida pretendiendo que son unas damas... aunque luzcan un enorme mostacho; el falso paralítico que se la pasa jodiendo a su bienintencionado y solícito amigo; la fascista y desgraciada coordinadora de un grupo de gordos que quieren bajar de peso; la ultra racista que vomita sin pudor cuando se relaciona con algo que no sea inglés; el secretario del primer ministro que se la pasa fantaseando con su jefe. En fin, una cantidad de personajes divertidos y abrumadores por lo críticos y directos. Prácticamente son dos los actores que llevan todo el programa con caracterizaciones geniales. Si no lo ha visto no se lo pierda porque se va a divertir en serio.
De La guerra de los chistes mejor ni hablamos sintonícela si se quiere pasar un rato muuuuuuuy poco inteligente y francamente NADA agradable.
Si esto responde los planteamientos iniciales, entonces quiere decir que estamos a años luz del primer mundo y lo peor de todo es que no se limita a cuestiones de economía. 
Ay qué tristeza la mía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.