sábado, 11 de abril de 2009

De güey güi güer


Y hablando de huelgas de hambre memorables cómo olvidar la del insigne e inocente de cualquier cargo de fraude que se le pudiera imputar o muertito que se le quisiera cargar CSG. Si, aquel que se empeñó en hacernos creer que estábamos en los umbrales del primer mundo, al que le dieron el banderazo de salida de una revolución tan mediática como insustancial y al que maliciosamente le arrebataron la gloria de las manos. "El 3 de marzo de 1995 el ex presidende inició una huelga de hambre en Monterrey para exigir a las autoridades el público descargo de cualquier responsabilidad suya en la crisis financiera de diciembre y en la obstrucción de las investigaciones judiciales del caso Colosio. La Procuraduría reconoció el segundo punto el 4 de marzo y el Gobierno el primero al día siguiente, momento en que Salinas puso fin a su particular forma de protesta". 
Ay qué tiempos señor Don Simón!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.